Jengibre Confitado

Tenerlo confitado facilita su uso en muchos ocasiones y una vez hecho es de fácil conservación, en un recipiente cerrado en frío.

INGREDIENTES

  • 115 g de jengibre, es 1 raíz en esta ocasión de tamaño medio, hay que pelarla bien, lavarla y cortarla en trozos finos, tiras, formas , estrellas, lunas, hojas, ( cortado fino es mas fácil de confitar).
  • 230 g de agua.
  • Opcional, se puede añadir un poco de canela, cardamomo o cascara de limón.
  • 100 g de azúcar, en este caso de abedul, la cantidad que se quiere hacer se puede ajustar a las necesidades.
  • 1 cazo.

PREPARACIÓN

  1. Poner todo en un cazo y encender el fuego.
  2. Dejarlo a fuego medio alto hasta que rompa a hervir.
  3. En ese momento bajar el fuego a medio y dejarlo 15 min., pasado el tiempo bajar a fuego bajo y dejarlo otros 15 min., tapado.
  4. Mirar el punto, si el liquido tomo cuerpo y el jengibre esta medio transparente retirarlo, de lo contrario dejarlo 5 ó 7 min. más, el punto final tiene que ser un poco crujiente y caramelizado, pero no demasiado espeso, ( hay que tener encuentra que al enfriar espesa, para no dejarlo demasiado seco ).
  5. Apagar el fuego, ponerlo en un recipiente de cristal cerrado y conservar en el frigorífico para utilizarlo en pequeñas cantidades en diferentes platos y postres.

Se puede tomar añadiéndolo a yogures, postres, zumos, agua, infusiones, para los amantes al jengibre y cubiertos de chocolate fundido dejando endurecer se convierte en una pequeñas golosina muy especial dulce y picante.

El tiempo de hacerse dependerá un poco del tamaño en el que se corto.

Al arroz con leche le da un punto picante y fresco a la vez, dejo la foto para animaros hacerlo.

Arroz con leche y Jengibre confitado

Un comentario

Los comentarios están cerrados.