El Ajo

En nuestra cocina el ajo es muy apreciado y uno de nuestros grandes aliados, esa es la razón por la que quiero compartir algunas de sus propiedades.

  • Antioxidante
  • Antibiótico natural
  • Es un potente desintoxicaste, ayuda a eliminar los metales pesados acumulados en el organismo, como por ejemplo el plomo.
  • Rico en manganeso
  • Selenio
  • Vitamina B6
  • Vitamina C
  • Antiviral
  • Ayuda a reducir el colesterol
  • Alto valor nutritivo
  • Ayuda a mejora la presión sanguínea

Por todo ello su consumo es muy beneficioso para nuestro organismo.

Consejos y útilidades:

  1. Para no repetir el ajo, es tan fácil como al pelarlo abrilo por la mitad y quitarle el tallo del centro, veréis como notáis la diferencia.
  2. Para que el ajo no amargue, hay que hacerlo a fuego medio bajo, para controlar el rehogado, que no se pase, el ajo muy hecho provoca el amargor del mismo.
  3. Para confitaros, 1º- Elegimos unas 3 cabezas de ajos medianos, todos mas o menos del mismo tamaño, los pelamos, limpiamos, cortamos un poquito la parte ancha del mismo, es la zona donde se esconden las impurezas, lavamos bien y secamos con papel de cocina. 2º- elegimos un recipiente acto para el fuego, ponemos los ajos en el, los cubrimos totalmente de aceite de oliva virgen. 3º- Programamos 40 o 50 min. a 70º aprox., el aceite no debe superar los 80º el aceite y no debe hervir.
  4. . Si utilizamos cocina tradicional mi consejo es que la temperatura la controléis con un un termómetro de cocina y si no tiene la programador de tiempo lo controláis con un reloj.
  5. Si tenéis thermomix o similar utilizarla, hoy día tenemos varias marcas en el mercado y en todas ellas es muy fácil controlar el tiempo y la temperatura. Como hacerlos, de la misma forma y una vez cubiertos de aceite cerramos la maquina, programamos 50 min. 70º, giro a la izquierda, velocidad cuchara.( Si vuestro robot no tiene giro a la izquierda ni velocidad cuchara, ponéis vuestras mariposas y la mínima velocidad que tenga).
  6. Una vez terminados, pasamos los ajos a un recipiente de cristal con tapa hermética, lo llenamos con los ajos, cubrimos con el aceite de confitarlos, tapamos bien y dejamos enfriar totalmente.

Mis consejos sobre el confitado:

  • Si nos sobra aceite lo guardamos, así tenemos un aceite aromatizado, para cualquiera de nuestros platos.
  • Veréis que el aceite al principio no queda totalmente transparente, yo personalmente no lo consumo hasta pasados unos días, que el aceite se queda trasparente y los ajos blancos y brillantes.( pero es una opinión personal)
  • Sin abrir los botes pueden estar a temperatura ambiente bastante tiempo, el aceite y el vacío se encargan de conservarlos.
  • Una vez abiertos, los conservo en el frigorífico en la parte más cálida, o en la puerta del mismo en la zona alta.
  • Cada persona puede elegir la cantidad a confitar, esta calculado para 3 cabezas de ajos medianos para que os servir de orientación, si cambiáis cantidades, no olvidéis de adaptar el tiempo.
  • Tened en cuenta que al poner todo en crudo los primeros 10 min. son para atemperar el aceite.
  • El confitado de un alimento consiste en una cocción larga, a baja temperatura y lenta, una de las formas más saludable de cocinar los alimentos para que conserven todo su sabor y propiedades.

Ajos curados en crudo con laurel, limón y vinagre:

  1. Elegimos un recipiente de cristal con cierre hermético, del tamaño suficiente como para llenarse con 3 cabezas de los ajos pelados, cortados, lavados y secos, les añadimos 2 hojas de laurel, incorporamos 2 o 3 tiras de limón lo más finas posibles, para ello nos ayudaremos de un pela patatas, cubrimos todo con vinagre de manzana, hasta llenar el recipiente, cerramos herméticamente y dejamos 15 o 20 días macerando, cada 3 o 4 días moveremos el bote moviendo los ingredientes de dentro, dejaremos 7 días macerar ya sin mover y estarán listos para consumir.

Ajos encurtidos en caliente, con zanahoria, pimiento rojo, pimiento amarillo y cebolla:

  1. En una cazuela grande que pueda ir al fuego ponemos 2 o 3 cabezas de ajos limpios como aprendimos anteriormente.
  2. 1 cebolla mediana cortada en trozos.
  3. 1/2 pimiento rojo cortado similar a la cebolla
  4. 1/2 pimiento amarillo cortado de la misma manera, buscando que todo sea mas o menos del mismo tamaño.
  5. 2 zanahorias peladas lavadas y cortadas en rodajas
  6. 1.500 g de agua.
  7. 500 g de vinagre de vino
  8. 2 cucharadas soperas de azúcar ( podéis utilizar azúcar de abedul )
  9. Un poquito de sal

Lo ponemos la cazuela a fuego medio alto y cuando empiece a hervir, veremos que en la parte de arriba hace una espuma, ( que son las impurezas de los alimentos, que salen al hervir, por eso es importante quitarlas ) la iremos quitando con un cazo o espumadera, hasta que desaparezca totalmente, en ese momento bajamos el fuego un poco y que hierva con alegría 10 min. sin dejar de remover, iremos viendo como se van aclarando los ajos, apagamos el fuego y pasamos los ingredientes a uno o varios botes de cristal, rellenamos del liquido de cocción los cerramos y dejamos enfriar, guardamos y esperamos entorno a 15 o 20 días para consumir. Una vez abiertos conservar en la nevera y consumir al gusto, para comerlos crudos, en vinagretas, como aperitivos, guisos, ensaladas etc.

Si queréis alguna aclaración no dudéis en preguntarme, estaré encantada de hacerlo.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Olga dice:

    Qué información tan completa y útil. Muchas gracias!!!

    Me gusta

    1. Casaru dice:

      Gracias😘😘😘😘😘

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s