2 Trucos Útiles

1º – Blanquear la berenjena y quitarle el amargor, antes cocinarla. Una vez cortada en el tamaño deseado ponerlas en un recipiente con abundante agua, 1 cucharada colmada de sal gorda, ( se puede poner otra cucharada de harina opcional, en esta ocasión solo con agua y sal ), darle vueltas, dejarlas un rato, tirar…